Antes de hablar del tipo de manicuras semipermanentes que podemos encontrar en el mercado, vamos a hacer una aclaración importante y que crea mucha confusión a la hora de elegir manicura.

No existe diferencia entre manicura permanente y semipermanente, porque por definición, para que algo sea permanente debe durar para siempre y ese no es el caso de las uñas postizas ya sean de gel, acrílicas, de porcelana o el material que sea.

¿Entonces por qué hay quien las diferencia? Por simple vagancia, como pasa con otras palabras, la comodidad de recortar palabras ha hecho que se caiga en el error de creer que existen uñas permanentes y uñas semipermanentes cuando lo es así.

Pero, ¿qué son las uñas semipermanentes?

El concepto de manicura o uñas semipermanentes hace referencia a la duración de la que disfrutaremos de nuestra manicura recién hecha. Normalmente de unos 14 días en los que permanecerán bonitas, brillantes y sin rasguños por culpa de golpes, efectos del agua u otros casos. Este tipo de manicura es a base de esmaltes, más adelante explicamos los tipos, pero se pueden aplicar directamente sobre la uña o de otras maneras.

Hace unos años la técnica más extendida era la de utilizar uñas postizas adheridas a las nuestras con ayuda de unas “pegatinas” o tips. Hoy en día existen unas cuantas técnicas distintas que aportan sus propias ventajas.

Tipos de uñas semipermanentes

Las más comunes son las que están hechas con esmaltes a base de gel, pero también existen otros tipos como las uñas acrílicas o las de acrigel.

¿Cómo se hace la manicura semipermanente?

Como hemos dicho antes, depende de la técnica que vayáis a utilizar, pero hay un proceso que comparten todas y es el secado con máquina de secado de uñas. Estas máquinas son lámparas LED UV que en menos de un minuto por uña las deja secas y el esmalte adherido.

¿Cómo se quita esta manicura?

En este punto nos daremos cuenta cuando un producto es de calidad o no. Para quitarnos los restos de esmalte semipermanente no debería costarnos mucho usando agua tibia, algodones empapados en producto limpiador (con bajo porcentaje de acetona) y papel de aluminio.

Si te cuesta mucho limpiarte el esmalte, tienes que usar productos con alto porcentaje de acetona o incluso directamente acetona es probable que la pintura de uñas sea de imitación o mala calidad.

De todas formas las marcas más destacadas del mercado ofrecen productos de limpieza sin acetona (o en bajo porcentaje) que funcionan muy bien sin dañar nuestras uñas.

Ventajas y desventajas de las uñas semipermanentes

Alguna de las ventajas de llevar una manicura semipermanente ya la hemos comentado en esta página.

  • Se trata de su durabilidad, alrededor de dos semanas es el tiempo que suele durar este tipo de manicura.
  • Algunas marcas incluyen ingredientes en sus productos para nutrir y fortalecer la uña natural.
  • No se crea unión entre nuestra uña y el material, por lo que no la dañará y será más fácil de quitar posteriormente.
  • Fáciles de quitar con productos a base de acetona.

Entre las desventajas destaca una sobre todas, es que al durar dos semanas es posible que te aburras antes del color o estilo que llevas y quieras cambiar. Esto se traduce en pérdida de dinero o material que está pensado para durar ese tiempo.

Aunque tampoco hay para tanto, algunas marcas han pensado en ese problema y han desarrollado esmaltes de menor duración para que cambies de color cuando te de la gana.

Es el caso de marcas como CND Vinilux, pensada para cambiar de color de uñas cada 7 días. Durante este tiempo aportará un brillo y vida con la gran variedad de colores de esmalte que tienen disponibles.

¿La manicura semipermanente debilitará mi uña?

Esta pregunta se puede contestar de manera rápida con esta respuesta “depende de la calidad del producto”. Es obvio, pero no todo el mundo lo tiene en cuenta cuando se trata de pagar más por un esmalte, pero esto puede marcar la diferencia entre tener una uña sana y no tenerla.

Marcas como Shellac, GelColor OPI apuestan mucho por la salud de nuestras uñas en sus esmaltes semipermanentes, por eso es aconsejable en invertir en productos de calidad.

Entre las preocupaciones que suelen surgir sobre las uñas semipermanentes destacan las siguientes:

¿Se debilita la piel bajo la uña?

Es posible que la piel que hay debajo de la uña se deshidrate por la capa de esmalte más gruesa de lo normal que se crea con los semipermanentes. Pero como hemos dicho antes, todo depende de la calidad del producto.

¿Puede afectar a la salud de la uña?

Pues si sigues las recomendaciones que te indique tu esteticista no deberías tener ningún problema. Te en cuenta que cuando empiecen a salir grietas en el esmalte debes pensar en quitarlo adecuadamente para que no aparezcan hongos o infecciones.

¿Perjudica a mi piel los rayos UV de la máquina de secado?

El tiempo que requiere utilizar este tipo de máquinas con rayos UV para el secado de uñas es demasiado corto como para que nos afecte, pero nunca esta de más usar un poco de crema protectora si tenemos piel sensible. De todas formas, siempre puedes utilizar las nuevas máquinas que funcionan con LED y tardan menos.

¿Puedo hacerme las uñas semipermanentes en casa?

Claro que sí, solo necesitas un poco de habilidad con el pincel del esmalte, el color que quieras usar y la máquina de secado. Pero como todo en la vida, si te las hace un o una profesional siempre te quedarán mejor y el tratamiento será más completo.

¿Debo dar descanso a mis uñas entre manicura y manicura?

Pues a esta pregunta debe contestar un o una profesional porque cada caso es distinto, depende mucho de que tipo de uñas tienes o del estado en el que se encuentren. Así que lo mejor que puedes hacer es consultar en tu salón de belleza habitual.

Consejos sobre las uñas semipermanentes

Consejos hay miles, nosotros os daremos algunos pero donde mejor te pueden aconsejar es en tu salón de belleza habitual, dicho esto:

  • Lo repetiremos una vez más, utiliza productos de calidad de marcas certificadas. El uso de imitaciones no solo puede no aportar beneficios a tus uñas, también pueden dañarlas.
  • NO arranques el esmalte de tus uñas cuando empiece a agrietarse como si fuese una pegatina, podrías arrancar también capas protectoras naturales.
  • Si te haces la manicura semipermanente en casa, intenta utilizar la máquina de secado con luz LED en lugar de UV, es más rápida y tiene menos efectos sobre la piel.
  • Si utilizas las máquinas de secado UV, ponte un poco de crema protectora en las manos antes de empezar el proceso.
  • Hidrata tus uñas con aceites destinados para tal uso, así evitarás hongos e infecciones en la medida de lo posible.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)